jueves, 2 de abril de 2015

#CINE: Loreak, no sólo son flores // ****


Muchos recordaréis haber leído en este blog una crítica a un film titulado '80 egunean', una original y poderosa apuesta de los directores Jose María Goenaga y Jon Garaño. El inédito film, presentado en V.O euskera, narraba el romance de dos ancianas en el declive de su vida, con una hermosura poco vista y disfrutada en el cine de nuestro país e, inaugurando así, una nueva era para el cine vasco, proclamándose como uno de los más sobresalientes del panorama nacional.

'Loreak' es la nueva apuesta. La historia de una mujer casada que comienza a recibir ramos de flores anónimas a su hogar, todos los jueves, sin ningún tipo de nota que le indique quién es. Un buen día, Ane deja de recibir las flores, y comienza un sucesión de intensas historias entrecruzadas en busca de la verdad, esa que se esconde tras las mentiras.

Sigue siendo doloroso que estas películas, con mucha calidad, argumentos nuevos, interpretaciones femeninas fuertes y libres de tópicos cinematográficos, no ocupen las carteleras principales de las salas de cine. Sigue siendo doloroso que estas creaciones por aquellos amantes de las historias increíbles y hermosas, estén relegadas a un plano más desconocido. Porque, desde luego, 'Loreak' se merecería ocupar un puesto destacado en las listas 'top' de los estrenos cinematográficos de los últimos meses.

La grabación poética de las escenas, la evolución de los personajes, la fuerza de los diálogos y el ardor de los sentimientos a flor de piel. La hermosura de sus tonalidades y sus enfoques. El día gris y las flores coloridas (hermosísimas flores) que cuentan con tantos y tan fuertes significados. Muy ligadas a la vida, y tan unidas a la muerte. Al recuerdo y al olvido. Y al amor. Estos conceptos son los núcleos que mueven el guión de esta película. ¿Interesante, verdad?