jueves, 18 de junio de 2015

#ENTREVISTA: Michèle Rodriguez, autora de 'Intemporalis'


"No es una novela romántica, no es una historia paranormal, no es una novela histórica, pero lleva todos y cada uno de estos ingredientes. Es una historia de amor, escrita desde el corazón, reflejando la realidad histórica de la segunda guerra mundial en Francia"

Hace unas semanas tuve el placer de leer 'Intemporalis', la tierna y preciosa novela de Michèle Rodriguez. Esta francesa enamorada de España, reside actualmente en la infinita ciudad de Granada. Licenciada en LEA y Lengua Española, es una escritora dulce y enternecedora.

Es un verdadero placer recibirla en 'Las mentiras que escribí', después de tener el privilegio de escribir una pequeña crítica a su última novela.

M.B.Vigo: Bienvenida al Blog, Michèle. Es todo un gusto recibirte por estos lares literarios.

M.R.: Gracias a ti, Miriam, por recibirme y darme la oportunidad de hablar de mi novela. Es un placer estar aquí.

M.B.Vigo: Empecemos describiendo 'Intemporalis', obra que motiva esta entrevista. Una portada muy hermosa, una sinopsis rodeada de misterio. Amor, desde luego, pero mucho más. Magia, cruces espacio-temporales e, incluso, memoria histórica. A pesar de no tratarse de un libro muy extenso, abarcas varias temáticas, creando un ritmo trepidante y suave a la par. ¿Cómo describirías tú misma a tu historia?

M.R.: Bueno, creo que la has descrito muy bien. Más que decir lo que es Intemporalis, me gustar decir lo que no es. No es una novela romántica, no es una historia paranormal, no es una novela histórica, pero lleva todos y cada uno de estos ingredientes. Es una historia de amor, escrita desde el corazón, reflejando la realidad histórica de la segunda guerra mundial en Francia, país donde me crié. Creo que el mensaje profundo detrás de la historia, es que el amor es ajeno a las guerras, al tiempo, al olvido, incluso a la muerte.

M.B.Vigo: Alex es un protagonista carismático y polifacético. Es un joven adolescente que evoca ternura por su inocencia. Además, es un apasionado de la literatura y de la pintura. ¿Cómo fue hacer nacer a este joven tan embaucador?

M.R.: Este joven es el vivo reflejo de mi hijo, Jonathan, un muchacho inteligente y polifacético, sensible y profundo, con una mezcla poco común de inocencia y madurez.

M.B.Vigo: Y, por otro lado, tenemos a una joven misteriosa que aparece en la bruma. Una muchacha hermosa que cambiará, para siempre, la vida y la existencia de Alex. ¿Quién es esta mujer? No me refiero sólo a su personaje, si no a su papel fundamental en la historia.

M.R.: Para esbozar el retrato de Hélène, me basé en la historia de una querida amiga mía, ya fallecida, que fue deportada durante la segunda guerra mundial.
Hélène representa también las historias de todos los adolescentes que padecieron el  horror de la guerra y fueron perseguidos por los nazis, como Ana Frank para citar un ejemplo. Pero Hélène es mucho más, es fuerza, belleza, coraje y ejemplo, también es esperanza.

M.B.Vigo: La ambientación de la novela, en un pequeño pueblo de Normandía, una casita junto a un lago es, desde luego, un lugar idílico e inolvidable. ¿Existe ese mágico lugar?

M.R.: Sí y no. Existen muchos lugares parecidos a este en Normandía, no es difícil encontrar mansiones como la que describo y lagos enigmáticos, pero el que describo en Intemporalis existe solo en mi imaginación.

M.B.Vigo: En la Nota de Autora con la que inicias 'Intemporalis', haces referencia a que es una historia que ya estaba escrita desde hace tiempo. ¿Cuál es el motivo por el que ha estado oculta? ¿Y por qué te has decidido, al fin, a llegar al público con ella?

M.R.: Ya sabes igual que yo, Miriam, la dificultad que encuentra un autor emergente a la hora de publicar su trabajo. Después de varias experiencias negativas, con editoriales extranjeras, decidí no confiar mi novela a cualquier editorial sin escrúpulos. Las grandes editoriales no confían en escritores desconocidos, por lo que Intemporalis se quedó tiempo en el cajón. Me daba pena, sin embargo, no darla a conocer, así que finalmente me lancé a la autoedición.

M.B.Vigo: Además de 'Intemporalis', tienes otra obra publicada en Amazon. Se trata de un libro infantil titulado, 'La isla de la imaginación'. ¿Es la primera obra de este tipo que escribes? ¿Cómo fue tu experiencia de trabajar en una literatura tan diferente a lo que es habitual?

M.R.: Llevo años escribiendo, y mis primeras obras fueron de poesías, y en francés. Luego, escribí y publiqué cuentos infantiles en francés. Tengo otra novela juvenil publicada en 2007, que se llama El valle de la alegría. Estoy pensando en  volver a editarla.

M.B.Vigo: Es bien sabido que detrás de todo escritor, existe una fuente de inspiración. Bien sea la vida misma u otras obras y novelas que nos marcan de manera especial a lo largo de nuestra vida. ¿Cuáles son los títulos que podrías señalar que han inspirado tus letras?

M.R.: Muchos de los autores que me han inspirado salen a relucir en mi novela. Baudelaire (Les fleurs du mal), Arthur Raimbaud, Verlaine, básicamente los autores clásicos franceses.

M.B.Vigo: Gracias a Amazon y a la autopublicación, es posible sacar a la luz obras al margen del turbio mundo editorial. ¿Cómo fue tu experiencia como escritora autopublicada y qué consejos podrías darle a otros escritores dudosos de publicar?

M.R.: Mi consejo principal es armarse de paciencia, y no abandonar. Siempre se tienen expectativas, ilusiones que contrastan con la dura realidad. Crees que has escrito algo grande, lo publicas, y las ventas tardan en llegar, pero no hay que darse por vencido, y hay que seguir escribiendo cada día, como si fuera el último.

M.B.Vigo: Y, por último, para finalizar esta maravillosa charla...¿Estás trabajando en algún proyecto del que puedas adelantarnos alguna cosita?

M.R.: A decir verdad, tengo dos novelas juveniles, que actualmente buscan editorial, y estoy trabajando en el segundo tomo de una trilogía ambientada en Bretaña. Es una distopía que recoge algunas de las maravillosas tradiciones de la zona, como un guiño a las leyendas artúricas. Pero no puedo ni debo desvelar más de momento…
  
Muchas gracias por dedicarme unos minutos y compartir con nosotros tus pensamientos y los detalles de tu obra. Te deseo infinita suerte en este camino de letras y, espero, que nos volvamos a cruzar.