martes, 5 de mayo de 2015

#LITERATURA: Nada, la trágica Barcelona de Andrea // *****


Es un deleite personal incorporar a estas alturas una nueva obra a mi reducido grupo de novelas favoritas. Y, cuanto más, si se trata de literatura castellana pura, escrita por una jovencísima Carmen Laforet y galardonada con el Premio Nadal en 1944.

La ficción autobiográfica de Laforet, quien se esconde tras la figura de Andrea, una joven que arriba a la gótica Barcelona de la posguerra para vivir en casa de su abuela mientras estudia letras. Su entorno, en ese nuevo hogar, está alejado de la calma: además de la abuelita, convivirá con su tía Angustia, su tío Román, su tía Juan y la esposa de éste, Gloria. Las relaciones interpersonales son catastróficas y, en ocasiones, rozan la locura. La pobreza y el hambre se apropia de los cimientos de esta pequeña burguesía de la España de entonces, reflejando las terribles secuelas de la guerra.

La visión de la protagonista, con matices fríos y poco sentimentalismo, a pesar de lo angustiosas que llegan a ser sus situaciones, crea una narrativa nueva, moderna y muy diferente a la literatura de la época. Cabe destacar el complejo desarrollo de los hechos, la psicología trabajada, caótica y pulida de cada uno de los personajes. El manejo de las conversaciones, los monólogos y las descripciones de las diferentes acciones. Si bien todo gira entorno a Andrea, lo demás también tiene relevancia y belleza (u horror) en la historia.

El aspecto ennegrecido, aterrador, bohemio, gótico, esperpéntico de la realidad que se resiste a aceptar como suya, forman parte del cuadro que Andrea transmite a través de las páginas, cargadas de metáforas maravillosas, diálogos profundos y personajes inolvidables. 

Y es que Ena se convierte en un pilar fundamental en la vida de la joven y, por lo tanto, es un pilar fundamental del argumento. Andrea y Ena congenian una amistad intensa, lo que la impulsará a ella (y al lector) a conocer otra nueva visión, más abierta, más alejada de la que se muestra en un primer momento, a la que se aferrará con fuerzas, con grandes ansias de superarse a sí misma. Resuelta a valerse por sus propios medios, la protagonista se abrirá paso a duras penas en una sociedad y en una familia que parece no tener hueco para ella.