lunes, 17 de agosto de 2015

#LITERATURA: La promesa, la rotura de los hilos del alma //*****


Un complejo cuadro psicológico, íntimo y doloroso se nos presenta en esta inédita y destacable novela de la autora Carol Munt, 'La promesa'. La radiografía de los sentimientos y los pensamientos de la protagonista, Ángela, son el argumento principal entorno a los cuales gira la trama que se desarrolla de forma unilateral.

El repentino fallecimiento de Samuel en un repentino accidente será un suceso devastador para la joven, que ve toda su vida resquebrajada en un puñado de segundos. La muerte, como una maldición negra, hiere su cordura, contamina su presente y lo destruye todo a su paso. Ángela debe de enfrentarse consigo misma, agarrar su corazón con las manos, apretar su cordura con los dientes, e intentar sobreponerse al infinito dolor que le supone la pérdida del amor.

No se trata de una novela romántica, sino más bien de una obra íntimo-dramática-filosófica sobre el funcionamiento de las emociones en momentos clave de la vida. Se describe el proceso que se lleva a cabo en la protagonista: el dolor inicial, el adormecimiento, el vacío, el despertar, el sentir, los llantos, pesadillas, el ardor, la rabia incontenida, el aislamiento, la incomprensión... Todo esto expresado de forma tan real, palpable, que resulta crudamente demoledor para el lector. Pocas son las ocasiones en las que las letras se convierten en miles de agujas en el pecho, chillando sin cesar, agarrándose con fuerza a los latidos del corazón.

La narración se alterna entre una exposición de narrador en tercera persona, contando lo que sucede desde un punto de vista más distanciado, y el diario que Ángela escribe, describiendo en primera persona cómo se siente y cómo transcurre su día a día. Ambos formatos, solapados, hacen que podamos conocer y ahondar en la historia de forma más intensa y amplia, indagando en todos los entresijos que la escritora nos desvela poco a poco. Además de la muerte de Samuel, otro suceso clave forma parte del pasado la protagonista. La muerte de su padre es otro drama que lleva a sus espaldas, y parece cobrar especial importancia de nuevo, a pesar de los años transcurridos. 

Los personajes secundarios son vitales para la trama, muy bien desarrollados por Carol Munt. La relación más especial y más tóxica es que la que Ángela vive con su madre. Un conflicto de intereses, de maldad, de incomprensión, se desarrolla hábilmente mediante encuentros entre las dos mujeres, dando lugar a conversaciones y monólogos (en los diarios) fascinantes y ahogantes. Teresa y Germán, los dos mejores amigos de la joven, también tienen roles importantes en el argumento. Cabe destacar el realismo que denota cada una de las conversaciones y comportamientos, huyendo de cualquier tópico literario.

La literatura en sí, es deliciosa. El manejo de un lenguaje rico, limpio, en ocasiones poéticos, pero muy centrado en en análisis de la mente humana, me ha fascinado. Es una novela que me ha recordado mucho a 'La campana de Cristal', y el proceso que sufre la protagonista de Sylvia Plath mientras cae en una turbia y mortal depresión.

Una joya literaria, llena de verdad, de realidad, de sentimientos, de dolor y de superación. Una novela que muestra que el amor es más fuerte que cualquier cosa, y que sobrevive a la muerte.

"Ya de vuelta, la frase: «Te lo prometo», seguía palpitando en mis oídos como si entre las tinieblas de la habitación aún siguiese tu presencia.
He estado despierta desde entonces. Esperando bajo las sábanas a que saliera el sol. Pero el sol de enero es tan frágil que sus rayos casi nunca pueden atravesar los negros nubarrones que avanzan sin piedad envolviendo la ciudad.
Está empezando a llover. Odio la lluvia. La odio.
Y a ti también por hacer promesas que no puedes cumplir."