lunes, 10 de agosto de 2015

#LITERATURA: Extramuros: la Fe, el Amor y las Mentiras // *****


La literatura es un tesoro infinito, poblado de miles de obras de arte, de historias inolvidables, del talento del ser humano por contar algo común y convertirlo en algo que hiere dentro y deja una marca imborrable. Toparse con una novela diferente al resto, sumado a una calidad literaria sobresaliente, no es algo sencillo. Pero de vez en cuando topo con esa suerte que me sonríe, y me deleito en gran manera.

Conocí de la existencia de 'Extramuros' de casualidad, navegado por diferentes Blogs literarios. La crítica realizada que había leído era espectacular, por lo que no tardé en hacerme con ella para reseñar en cuanto pudiera. Firmada por Jesús Santos, todo un clásico de la literatura castellana, galardonada con el Premio Nacional de Literatura y llevada al cine en una adaptación bastante respetable.

¿Qué tiene de especial 'Extramuros'? La novela fue publicada en el año 1978, así que hay que situarse en la ideología y libertad de creencias de aquel entonces. El argumento principal gira entorno a dos monjas, dos hermanas cristianas, de un convento pobre y solitario de la España gris tras la muerte de Felipe II. No simplemente se trata de una apasionada historia romántica entre ambas mujeres, encerradas en la clausura de esos gruesos muros y del secretismo, sino por la lucha de sobreponerse a una situación extrema. Los entresijos de la fe, la ignorancia del pueblo, el abuso del poder, la miseria y la enfermedad, forman parte de una novela de una calidad deliciosa, una prosa poética deleitable, descripciones metafóricas brillantes y diálogos, aunque escasos, fulminantes.

Cualquier lector, que ame las letras, vivirá toda una experiencia del arte elevado al arte si se deja embaucar por la narrativa impoluta, que explota hasta el máximo los recursos de nuestras lengua, que indaga en lo más profundo del alma humana y convierte la más vil mentira en la más absoluta verdad. La trama avanza de forma espectacular, con giros argumentales que mantienen vivo el amor y la desesperanza, tiñendo de rojo la pureza del alma religiosa.

La libertad que encierran estás páginas, a pesar de que forman parte de un pasado de nuestro país bastante turbio, la infinidad de sus ideas, la ternura que emanan sus letras, el poder de la historia ahí contada la convierten en una joya literaria única e irrepetible.