miércoles, 26 de agosto de 2015

#ENTREVISTA: Enrique Laso, autor de 'Los crímenes azules'



"Algunos me han señalado como inconcebibles algunas cosas que suceden en la novela… y que están basadas en casos reales. La realidad siempre es brutal…"


'Los crímenes azules' es todo un fenómeno revelación del año. Acumulando críticas positivas, inminentes lectores y bailando en las posiciones más meteóricas de la infinita biblioteca digital de Amazon, puede presumir de haberse acomodado entre los Best-Seller de novela negra por su original historia y desarrollo. Parece que el agente especial del FBI, Ethan Bush, ha caído bien a los lectores del género.

M.B.Vigo: Por eso, aquí estamos en 'Las mentiras que escribí', para descubrir al autor de esta obra (y otras cuantas). Simpático y encantador, es todo un placer tener una amena charla con él. Bienvenido, Enrique Laso.

E.L.: Muchas gracias Miriam. Un honor y un placer contestar a tus preguntas.

M.B.Vigo: 'Los crímenes azules' no serían lo que son sin su carismático y, en cierto modo, tierno y avispado Ethan Bush. Y hablando de él me gustaría iniciar esta charla. Ethan es el indiscutible protagonista, un hombre que parece estar algo desasosegado, que se exige mucho a sí mismo. ¿Qué se esconde tras este personaje? ¿De dónde nace y surge Ethan y qué símiles podrías mencionar entre él y tú?

E.L.: Ethan nace de una charla con un agente retirado del FBI, en la que me comentaba que se sentía cansado de clichés en los que los agentes aparecían como tipos duros, seguros y sin conflictos (incluyendo dentro de una propia investigación, como es el caso de esta novela). Hay mucho de mí en él, pero también en otros personajes del libro. Otras facetas las he sacado de gente que conozco, pero que desde luego no voy a mencionar, jajaja. Un símil muy evidente es que yo durante casi dos décadas he sido considerado una especie de ‘genio’ del marketing; pero sin la ayuda y la colaboración de amigos y colegas extraordinarios yo no era nada, no era nadie… Y bueno, yo soy un runner de toda la vida.

M.B.Vigo: Ya que hablamos de personajes, cabe destacar a Liz. Aunque es cierto que su protagonismo sufre altibajos, está claro que no solo se trata de una pieza fundamental del equipo de Ethan, sino también de su vida personal. A veces llama la atención cómo los escritores 'hombres' manejan de forma tan hábil a los personajes femeninos (a mí, personalmente, me cuesta). ¿Qué puedes contarnos de Liz?

E.L.: Liz es muy importante porque complementa a Ethan. Ella procede de la América profunda, y además su padre fue un policía de condado. Ethan, desde su acomodada vida y elitista formación, no respeta los valores de esa gente que le resulta extraña y singular. Liz le pone los pies en la tierra. En muchas de mis novelas las mujeres son muy protagonistas (incluso en ‘El abismo de Camille’ hago una defensa denodada de la mujer, y de las injusticias que se han cometido con ellas a lo largo de la historia), y es debido a que me he criado con mi madre y dos hermanas; y ahora vivo con mi mujer y una hija… Como para no tenerlas en cuenta, jajaja.

M.B.Vigo: Posiblemente sea Ethan pero... dejando a un lado a tu protagonista, ¿Qué otro personaje destacarías? Me refiero a tanto en su personalidad en sí, como en el proceso creativo del mismo.

E.L.: Sin lugar a dudas Jim Worth es mi personaje favorito de la novela. Los lectores americanos lo han destacado, pero los españoles no. Me imagino que mis estancias en USA tienen mucho que ver con el asunto, y hay personas a las que no les termina de encajar el ambiente general de la novela. Jim representa muchas cosas que me gustaría ser, pero que por desgracia ni soy ni seré. Está basado en una persona a la que admiro por su integridad.

M.B.Vigo: Me gustaría también hablar acerca del lugar que has elegido para desarrollar la historia, con todo lo que eso conlleva. Está claro que USA es un escenario de fondo enriquecedor, innato en la mayor parte de los Best-seller. Parece que cualquier historia puede vivirse allí. Pero no creo que haya sido tu elección únicamente por fines comerciales... ¿Por qué EE.UU? ¿Has vivido o estado allí en alguna ocasión?

E.L.: He estado allí en infinidad de ocasiones, tanto por temas de trabajo, como por viajes de placer, como para mejorar mi inglés. Siempre me he entendido bien con los americanos. Dejando a un lado los aspectos comerciales (que también han influido en mi decisión), para esta novela podía contar con el asesoramiento de dos agentes del FBI. Era una oportunidad que no podía dejar pasar. Muchas de las cosas que suceden en la novela, que es de ficción, están basadas en casos reales.

M.B.Vigo: La trama, encrucijada y compleja, se desarrolla alrededor de los asesinatos de dos jóvenes, cuyos cadáveres aparecen en la orilla de un lago. Sin apenas pistas ni nada que le sirva de orientación, Ethan da palos de ciego, un tanto presa de la desesperación. Pocos detalles va sabiendo el lector hasta el final, aunque después todo se solapa y cobra sentido. ¿Cómo organizarse para no armar un caos con tantos personajes sospechosos y tantos frentes abiertos? ¿Un esquema colgado en la pared? 

E.L.: Jajaja, Miriam, cómo se nota que eres escritora. Sí, siempre tengo un esquema en una pared con la trama principal. Y, al igual que Ethan hace con sus casos, yo uso varias libretas para organizarme. De otro modo resultaría imposible. Ni soy tan listo, ni tengo tan buena memoria.

M.B.Vigo: Imagino también que todo esto tendrá detrás un cúmulo de horas de recabar información y de documentarse...

E.L.: Indudablemente. Todas mis novelas tienen una importante carga de documentación. Me lo paso bien, pero también es una forma de mostrar mi respeto al lector. Curiosamente, algunos me han señalado como inconcebibles algunas cosas que suceden en la novela… y que están basadas en casos reales. La realidad siempre es brutal…

M.B.Vigo: A pesar de tratarse de una novela policíaca, tocas también algunos ingredientes de la novela íntima. Pensamientos de Ethan, monólogos interiores, sueños, recuerdos... Son vitales para darle vida y esencia. ¿Te sientes cómodo en este tipo de pasajes?

E.L.: Yo soy básicamente poeta y autor de novelas psicológicas. De adolescente gané muchos premios con mis poemas y relatos de ese corte. Pero no se venden. El éxito abrumador de ‘El Rumor de los Muertos’, la adaptación al cine de ‘Desde el Infierno’ o ahora la sensacional acogida de ‘Los Crímenes Azules’ han eclipsado al verdadero Enrique Laso, porque son novelas que venden miles y miles de copias. Y yo estoy agradecido y feliz. Pero de repente alguien lee un poemario mío, o ‘El Taxidermista’ o ‘El Abismo de Camille’ y me dice: ¡Joder, qué bien escribes! Me resulta imposible no incorporar esa parte de mí en las novelas con ánimo de BestSeller.

M.B.Vigo: Detrás de cada artista, ya sea un escritor, músico, pintor, hay una fuente de inspiración (o miles) de las que bebe. En tu caso, ¿qué obras o películas te han ayudado en tu proceso de forjarte como escritor de novela negra? Seguro que los lectores agradecerán alguna recomendación.

E.L.: Bueno, yo leo mucha novela negra anglosajona (principalmente americana). Harris, Connolly y, por supuesto, Ellroy son mis principales referencias. Pero puedes encontrar retazos de Roth, Auster o DeLillo, que se salen del género. Películas: muy, muy evidente (hay hasta una decena de velados homenajes, y algún lector los ha pillado ¡todos!) ‘El Silencio de los Corderos’ (basado en una novela de Harris).

M.B.Vigo: La auto publicación ha dado una oportunidad de oro al pequeño escritor. Aunque buscarse el éxito ya es más complicado, cualquiera puede subir su obra a Amazon Kindle y alimentarla para que crezca. ¿Cómo ha sido tu experiencia y qué consejos podrías darle a los autores emergentes?

E.L.: Yo tuve la suerte de empezar en Amazon en 2009, cuando sólo éramos un puñado. Quizá por eso ahora soy uno de los autores más reconocibles de la denominada Generación Kindle. Mis consejos no por manidos y evidentes dejan de tener importancia: cuida el texto, cuida el título, cuida la portada, acepta las críticas y crece con ellas, haz mucho marketing de guerrilla de tus novelas y lee, lee como un poseso.

M.B.Vigo: Y, para finalizar, ¿Qué nuevos proyectos podremos leer de Enrique Laso? 

E.L.: Jajaja, está bien eso de enfatizar mi nombre (ya que uso 13 seudónimos). El 7 de noviembre sale ‘Los Cadáveres no Sueñan’, un nuevo caso para Ethan Bush; y espero que me dé tiempo a sacar ‘Persiguiendo a Sebastian Coe’, una novela dedicada a mi pasión por el atletismo.


Muchísimas gracias por acceder a responder a esta entrevista y por dedicarme tu tiempo de forma tan dispuesta y amable. Mucha suerte en tu camino literario. Y Felices Letras.