miércoles, 5 de agosto de 2015

#ENTREVISTA. Jorge Magano, autor de 'La mirada de piedra'



"Creo que Indiana Jones y Groucho Marx conviven bastante bien en mi cerebro desde hace muchos años."


Hoy visto el Blog de gala, porque no todos los días se recibe una entrada dedicada a una charla literaria con Jorge Magano, el autor ganador del 'Concurso Indie de Amazon y El Mundo' del año 2014 con su obra, 'La mirada de piedra', reseñada por supuesto en 'Las mentiras que escribí'.

M.B.Vigo: ¡Jorge Magano! Es todo un placer recibirte, y un gusto que hayas accedido tan amablemente a realizar unas preguntas para los lectores del Blog.

J.M.: El placer es mío. Pero prefiero que las preguntas las realices tú. Yo bastante tengo con contestarlas.

M.B.Vigo: Imagino que te habrán hecho esta pregunta en mucha ocasiones en los últimos meses, pero no puedo evitar formulártela... ¿Eso de ganar el Concurso de Amazon tiene que ser una experiencia difícil de describir, no? 

J.M.: ¡Y tanto! Como que me he quedado sin adjetivos y ya es demasiado tarde para ir a comprar más. Creo que “increíble” es la palabra que más se ajustaría a la descripción, porque literalmente sigo sin creérmelo. Había más de 700 obras inscritas, algunas de una calidad sobresaliente. Todavía hay noches en las que pienso que me voy a despertar y descubrir que todo ha sido un sueño. Por eso intento dormir lo menos posible.

M.B.Vigo: 'La mirada de piedra' se trataría de la tercera parte de las aventuras de Jaime Azcárate. Sus predecesoras son 'La Isis Dorada' y 'Donde nacen los milagros', que has publicado con anterioridad a esta. ¿Por qué has elegido a nuestro peculiar historiador Jaime para combatir por la victoria? ¿Qué ingredientes tiene esta obra que te hicieron confiar en ella para el concurso?

J.M.: Básicamente que en el momento en que se dio a conocer el concurso no tenía ninguna otra novela inédita, así que tuvo que ser esta. La presenté porque pensaba publicarla más o menos por esas fechas y supuse que no perdía nada por intentarlo. Supuse bien. Hay una historia curiosa con esta novela. Aunque es la tercera entrega de la trilogía, fue la primera novela que escribí en mi vida. Luego, claro, ha sufrido innumerables reescrituras y modificaciones. Me la rechazaron en varias agencias y editoriales y la verdad es que llegué a pensar que no saldría del cajón. Ahora es un best-seller en Amazon España, se puede encontrar en todas las librerías y acaba de ser traducida al alemán y al inglés. La moraleja que se puede extraer de esta experiencia es alucinante.

M.B.Vigo: Creo que la peculiaridad de la novela radica en el buen manejo de la calidad literaria, la riqueza de los personajes, la aventuras, el suspense y, por supuesto, el humor inteligente y la ironía que es recurrente a lo largo del argumento. Siempre he pensado que el humor es uno de los géneros más complicados de llevar a cabo... ¿Resultaba imprescindible este aspecto para tu literatura? ¿Tal vez es este sentido más desenfadado algo personal, innato de tu carácter?

 J.M.: Más que imprescindible yo diría que inevitable. Aunque no soy un tipo gracioso, sí creo en la diversión como medio y como fin. Me gusta divertirme escribiendo, quiero que el lector se divierta y me cuesta mucho trabajo no encontrar el humor en casi todos los aspectos de la vida. A veces un humor ligero; otras, defensivo. Y la mayoría de las veces, un humor terapéutico o salvavidas. Creo que la clave del éxito de mis novelas es la mezcla de elementos tradicionales del thriller histórico con un tono y unos personajes cotidianos cuyos diálogos podemos escuchar si bajamos al parque o vamos a comprar una barra de pan. También me gusta jugar con el humor absurdo. Creo que Indiana Jones y Groucho Marx conviven bastante bien en mi cerebro desde hace muchos años.

M.B.Vigo: Jaime Azcárate es un personaje muy carismático que conecta, en seguida, con el lector. A mi me ocurrió desde el principio, lo que me enganchó a la lectura de inmediato. ¿De dónde surge, de dónde nace este peculiar tipo? ¿Tiene algo de ti?

J.M.: Este tipo se me apareció una mañana en clase mientras estudiaba la carrera de Historia del Arte. Era una especie de proyección de mis preocupaciones y mis sueños en ese momento. Por un lado me veía a mí mismo como un intrépido historiador del arte que viajaba por el mundo contemplando maravillas y resolviendo misterios. Por otro, como un pringado sin futuro y con un título universitario que no servía de nada. De la mezcla de estos elementos surge Jaime Azcárate. Un tipo normal que se mueve en el mundo de los misterior artísticos mientras trata de lidiar con los sinsabores de la vida ordinaria. Tiene mucho de mí, aunque él es más joven.

M.B.Vigo: Paloma Blasco, la ex novia de Jaime, es uno de los personajes más relevantes de la historia. Una joven que forma parte del pasado del protagonista y que, a marchas forzadas, se ve en la obligación de volver a su presente. ¿Ha sido complicado dar vida a Paloma? A mi, como escritora, en ocasiones se me antoja difícil meterme en la piel de los personajes masculinos. ¿Qué nos puedes contar acerca de ella y su relación con Jaime?

J.M.: Preferiría no hablar de ello, pero ya que insistes… Paloma representa el dolor que sienten todas las personas que alguna vez han estado involucradas emocionalmente con Jaime Azcárate. Es un tipo con alergia a las ataduras y terror al compromiso. Durante la época universitaria Paloma pensó que podría domesticarlo, pero se equivocó y acabó pagando las consecuencias. Aunque ambos tienen muchas cosas en común, difieren en lo esencial, y eso es lo que genera el conflicto emocional de la historia. Me dicen mucho que Paloma es un personaje muy bien construido, lo cual me halaga. Lo cierto es que no fue difícil. Estudié una carrera en la que el 90% del alumnado eran mujeres, por lo que tuve tiempo de hacerme una idea bastante clara del alma femenina. Ligar ligué poco, que sé que esa iba a ser la próxima pregunta.

M.B.Vigo: En cuanto al género negro de aventuras con toques de humor, junto con gran parte de historia y mitología (que, tal vez, recuerda un poco al de Mendoza en 'El laberinto de las aceitunas'), ¿es una temática en la que siempre te has sentido cómodo escribiendo? ¿o simplemente lo elegiste porque era la mejor manera de dar vida a este tipo de agrumento?

J.M.: Me gusta que te refieras a Mendoza porque fue una de mis grandes influencias al escribir la primera de las aventuras de Jaime Azcárate “La Isis dorada”. De hecho mi idea original era escribir una historia mucho más alocada y surrealista de lo que finalmente fue. En los distintos borradores la intriga y la aventura fueron ganando terreno al disparate, y al final creo que quedó una mezcla bastante equilibrada. En “La mirada de piedra” queda parte de ese humor, pero algo más diluido e integrado en la historia. 

M.B.Vigo: La inspiración es una de las partes fundamentales de un escritor a la hora de llevar a cabo su creación, ¿cuáles son las novelas que más te han ayudado en este proceso creativo? ¿Qué autor o autores admiras en este sentido?

J.M.: A estas alturas no tengo ningún pudor en citar mis influencias.  Todo empezó con la novela “Odessa” de Frederick Forsyth, el primer thriller para adultos que leí en mi vida. También tengo una deuda inmensa con las novelas de aventuras de Clive Cussler y Alberto Vázquez-Figueroa y los casos del joven detective Flanagan creados por Andreu Martín y Jaume Ribera. Los comics de Superlópez fueron decisivos también.

M.B.Vigo: La aventura de la publicación es un escollo difícil de solventar... En tu caso personal, ¿Qué nos podrías contar de esta experiencia y que consejo podrías da a otros escritores temerosos de dar este paso?

J.M.: Cada caso es diferente. Yo tuve mucha suerte, porque empecé a escribir novelas en 1997 y logré publicar con editoriales a partir de 2006. Cuatro libros más tarde lo intenté con la autoedición, donde he encontrado un espacio muy gratificante, recuperando a mis lectores de siempre y haciendo otros muchos de todo el mundo. Entre medias, muchos gustos y disgustos, muchas peleas y muchas ganas a veces de tirar la toalla. Esas ganas me las comí con papas y seguí adelante. Ese es el único consejo que me parece válido: el que quiera escribir y publicar, que escriba y publique y nunca ceje en su empeño. Ahora mismo hay más oportunidades que nunca, así que rendirse no vale. A no ser que seas un manta, claro. Entonces dedícate a otra cosa.

M.B.Vigo: Acabas de publicar tu última novela, 'Fabuland', una novela de fantasía sobre Kevin, un jugador de rol online. ¿Qué nos puedes contar de este proyecto? ¿Y qué futuras obras tuyas podremos leer?

J.M.: Esta fue la segunda novela que publiqué con una editorial (Espasa, concretamente). Hace ya varios años de eso y ahora que he recuperado los derechos he decidido editarla en ebook para una nueva generación de lectores. Se trata de una historia a caballo entre el mundo real y el mundo imaginario de un juego de rol online. El protagonista, Kevin, es un adolescente que está enganchado a ese juego. En un momento dado, el personaje que encarna (un enano pelirrojo con un hacha) empieza a recibir mensajes de auxilio y Kevin comienza a sospechar que tras ellos hay algo que escapa a las reglas del videojuego. En esa situación se producirá su tránsito a la vida adulta y la pérdida de la inocencia. Pero sobre todo, “Fabuland” es una novela de aventuras la mar de divertida.

En cuanto a mis obras futuras, ahora mismo estoy negociando con una editorial para llevar a cabo un proyecto tan arriesgado como novedoso que, si sale, verá la luz a principios de 2016. Al mismo tiempo estoy planificando la cuarta aventura de Jaime Azcárate, de la cual aún no sé demasiado pero que estoy seguro de que sorprenderá a los seguidores del personaje. ¡Hasta ahí puedo leer!

Jorge Magano, te deseo la mejor de las suertes en este camino literario. Y, también, te agradezco enormemente haber dedicado una parte de tu tiempo a estas preguntas. Espero que las hayas disfrutado.