miércoles, 8 de octubre de 2014

#LITERATURA: Indefenso ciudadano español, crítica y compromiso sociopolítico // ****



David López Rodriguez nos hace llega a través de su novela (ensayo, tal vez) un análisis exhaustivo, minucioso y bastante abochornante de la situación que han sufrido, y sufren, miles de españoles en los famosos años de la crisis internacional, de la que cualquier gobierno se desvincula. 

"Indefenso ciudadano español" también es un manifiesto escrito, que podría leerse a voces, a gritos, en medio de una plaza plagada de personas desesperadas, o personas a punto de estarlo. Y dentro del marco actual, muy apropiado para que se escuchen las opiniones que pretenden ser acalladas. Opiniones que cada vez suenan con más ira, con más rabia; y también con más amargura y con más llanto retenido. Pero lo más interesante de esta obra, es que se trata de una literatura fuertemente comprometida, completamente objetiva y que aporta datos reales y que, de forma sencilla, el lector podrá contrastar.

Seguimos las páginas junto a Javier Gutiérrez, un español que ve como, irrefrenablemente, todos sus proyectos, sus sueños y su vida, se desploman a cámara lenta frente a sus ojos; al mismo tiempo que las oportunidades son más bien escasas, más bien inexistentes, y comienza a verse encerrado en un círculo vicioso de papeleo inútil, una red de intereses bancarios y víctima de constantes negativas y mentiras por parte de los organismos oficiales. Basada en hechos reales, esta novela puede ser un documento muy interesante para generaciones futuras que quieran conocer los entresijos de la sociedad que ha tenido que soportar los niveles de corrupción y de deshumanización sociopolítica más agudos e incoherentes, víctimas del bipartidismo, víctimas de una democracia dictatorial gobernada por un sistema bancario todopoderoso.

La narración de David López es cercana. No utiliza una literatura con florituras, ni con recursos literarios complejos. La historia que nos cuenta llega de forma franca, cercana y accesible a todo tipo de lectores que se sientan motivados a leerla. Tampoco es necesario que se detenga demasiado en la descripción de los sentimientos (¿puede ser debido a que, llegados a ciertos puntos, los sentimientos ya carecen de importancia?). Aunque, eso sí, he de reconocer que mis gustos personales se orientan más a la hermosura narrativa, y siempre la considero de vital importancia.

Propondría el envío de esta obra a banqueros, políticos, grandes empresarios, corruptos, magnates de la construcción, estafadores y demás hijos de puta, para que llegasen a conocer la magnitud de las consecuencias de sus actos egoístas e injustificados. Y también para que, de alguna forma, supieran lo que es sufrir intensamente la carencia y la crisis más terrible.

Podéis adquirir la novela en papel o en formato digital en www.luhueditorial.com

Consulta aquí su ficha en Librofilia