miércoles, 4 de mayo de 2016

#ENTREVISTA: María D. Laso Flores, autora de "El tatuaje del faro"





"Esta novela tiene mucho de mí, igual que mi primera novela, "No cruces a la otra banda". Ambas son un cúmulo de mis viajes, mis aficiones, experiencias vividas, historias que me han contado..., pero esa es una parte minoritaria en las novelas, porque lo que más peso tiene en ellas es la parte ficticia."



Nacida en los Setenta, en un pequeño municipio jiennense y licenciada en Filología Hispánica en Granada, María Laso además de escritora es profesora. Su amor por las letras es evidente, palpable. Cualquier lector que se acerque a sus páginas sabrá verlo. Hoy recibimos en "Las mentiras que escribí" a la autora de "No cruces a la otra banda" y "El tatuaje del faro".

M.B.Vigo: ¡Bienvenida María! Es un placer recibirte después de haber leído con tanto gusto "El tatuaje del faro".

M.L.: Muchas gracias. El placer es mío, me ha hecho mucha ilusión que hayas contado conmigo para esta entrevista. Sobre todo porque al leer tu libo "Marafariña" he podido comprobar dos cosas: una, que eres una gran narradora y, dos, que tienes una sensibilidad especial. 

M.B.Vigo: El corazón de los libros está en el interior, pero hay que reconocer que la portada de tu obra es hipnótica. La espalda desnuda de una mujer con un faro tatuado. De hecho, los tatuajes son algo fundamental en la historia. Cuéntanos, María, ¿qué es para ti esta novela? Es evidente que tiene un fuerte contenido personal.

M.L.: Sí, desde la cubierta ya se puede intuir que la novela va a ser algo compleja. La chica que aparece en la portada es real. Una de mis mejores amigas, Eva, posó para otro gran amigo mío, Rafael. Ambos se implicaron desde el primer momento en este proyecto. Además, me apoyaron en otros momentos de la producción de la obra. Por ejemplo: Rafael, con su conocimiento del idioma francés y, Eva, con los propios en relación a la profesión de visitadora médica. De hecho, Eva, es un poco más... es una musa de carne y hueso. Por otro lado, el mundo de los tatuajes siempre me ha fascinado, ¡aunque yo no me he hecho ninguno!, pero sí que tengo gente a mi alrededor que los lucen orgullosos. Cuando buscaba documentación  sobre este tema... me puse a preguntarle a todo aquel que tenía un tatuaje y que se cruzaba en mi camino: ¿Los tatuajes que adornan tu cuerpo tienen algún significado, o te los has hecho por estética? Todas las respuestas fueron unánimes: "sí, tienen un significado, resulta que...". Y me acababan contando su historia. En cuanto al contenido personal... esta novela tiene mucho de mí, igual que mi primera novela, "No cruces a la otra banda". Ambas son un cúmulo de mis viajes, mis aficiones , experiencias vividas, historias que me han contado..., pero esa es una parte minoritaria en las novelas, porque lo que más peso tiene en ellas es la parte ficticia. 

M.B.Vigo: La trama se desarrolla en diferentes puntos de la geografía nacional e internacional. Sin embargo, el alma de las letras es "El Rompido". Una emblemática situación geográfica en el sur de país. El significado de este lugar va más allá que un pueblo cualquiera. ¿Qué es "El Rompido" para ti? ¿Y qué es para las protagonistas de tu novela?

M.L.: Soy oriunda de una pequeña aldea de Jaén, Cortijos Nuevos. Pero allí solo viví 14 años, el resto de mi existencia lo he pasado en diferentes provincias españolas. El Rompido es el lugar donde más tiempo estoy parando, ¡llevo aquí 15 años! Aquí es donde he comprado una casa y aquí es donde ha nacido mi hila. He echado raíces en este bella localidad onubense. Y como yo, en este pueblo, han recalado muchas parejas que vienen de otras regiones de España, de Europa o de otros continentes. Te diré que somos más numerosos los foráneos que los autóctonos. La idiosincrasia que tiene este bello enclave es ideal para inspirarse. Da muchísimo juego, y los personajes de mis novelas se mueven como pez en el agua por él. La idea de que el argumento de estas transcurriera en este pueblo la tomé de las novelas de Camilla Lackberg, sus novelas transcurren también en una localidad costera de Suecia, Fjallbacka. 

M.B.Vigo: Patricia, la que podemos decir que es la protagonista, es un personaje fascinante. Está claro que el destino se ha cebado con ella, le ha atestado sin descanso duros golpes. Eso la ha convertido en alguien fuerte, pero muy herido. Me imagino que no ha tenido que ser sencillo ponerse en la piel de ella. ¿Cómo fue el proceso de crearla? ¿Qué te une a Patricia?

M.L.: El personaje de Patricia es un personaje muy frágil, pero que no tiene otra que fortalecerse o sucumbir. Me considero una persona muy observadora y soy más de escuchar que de monopolizar conversaciones. Esto hace que sea receptiva y que la gente que me rodea me cuente sus experiencias, sus sufrimientos, sus alegrías... Y si hay algo que he aprendido con todo ello es que, en general, las mujeres son unas verdaderas heroínas. Por muy mal que les vaya, por muchos golpes que reciban... Recogen sus cenizas, se reconstruyen y vuelven a la lucha una y otra vez, ya sea por no desamparar a sus seres queridos o por el respeto que descubren que se deben a si mismas. Patricia es un homenaje a todas las mujeres que han pasado por mi vida, a todas las que me acompañan en este momento y a todas las que todavía no he conocido. 

M.B.Vigo: La narración se rompe con cuando una vecina de El Rompido toma el hilo argumental. Madre y esposa, Ayla. Su aparición es completamente contrapuesta a la de Patricia. ¿Es una excusa para conducir la historia? ¿Para dar un respiro al lector? ¿Qué tiene de especial Ayla?

M.L.: Mi intención, desde que empecé a escribir la primera palabra de la novela, fue que esta se viese totalmente plausible, real. Ayla da esa cotidianidad con la que se puede reconocer cualquier mujer en edad de cría, con una profesión, con una vida acomodada, con una pareja estable y con un círculo de conocidos, a los que realmente no conoce de verdad. Quiero darle que pensar a la gente, que sean conscientes de que detrás de cada uno de esos conocidos "desconocidos" hay una historia que puede ser, tan real o más, que cualquier guión cinematográfico, argumentó literario, etc... Ayla eres tú, soy yo, es la vecina del cuarto, la desconocida que pasea a su perro, o ,esa otra que deja a sus niños en el colé a las nueve de la mañana y luego se va a trabajar. 



"Para Patricia son los que la ayudarán a recordar los momentos más cruciales de su existencia;, talismanes que, en cierta manera, la ayudan a sobrevivir, a sobreponerse a los infortunios; que le darán fortaleza y la guiarán hacia un futuro incierto."


M.B.Vigo: Patricia cura sus heridas tatuándose la piel. A lo largo de la novela encontramos el significado de los dibujos que va reflejando en ella, como un mapa de olvido... ¿Por qué has elegido esta forma de caracterizarla?

M.L. Con el significado del título "El tatuaje del faro" ya lo he querido insinuar. Los tatuajes están relacionados con el ritual ancestral de embellecer la piel. Los tatuajes se solían hacer, antiguamente, por muchas razones: para marcar el estatus social, con tintes religiosos, para buscar protección, para otorgar poderes sobrenaturales, para calmar el dolor, para celebrar acontecimientos importantes... Para Patricia son los que la ayudarán a recordar los momentos más cruciales de su existencia;, talismanes que, en cierta manera, la ayudan a sobrevivir, a sobreponerse a los infortunios; que le darán fortaleza y la guiarán hacia un futuro incierto.  

M.B.Vigo: Es inevitable que aquello que escribimos, sea lo que sea, tenga algo de nosotros mismos. Es una manera de desnudarnos. ¿Qué aspectos autobiográficos, tal vez, podemos encontrar en "El tatuaje del faro"?

M.L.: La cotidianidad de la vida de Ayla; la música que aparece a lo largo del libro es el tipo de música que a mí me gusta; las referencias literarias que enumeró son libros que, de una forma o de otra, me han marcado; he estado en casi todos los lugares que mencionó...

M.B.Vigo: Tus letras denotan una sensibilidad especial. ¿Cuáles son tus principales fuentes de inspiración? ¿Qué novelas podemos encontrar en la estantería de María?

M.L.: De todo. Me considero, más que escritora, una gran lectora. He bebido de los clásicos por mis estudios de Filología Hispánica y he leído, y leo, cualquier género literario que caiga en mis manos. Por decirte algunos de mis escritores favoritos: Víctor Hugo, Dostoyesvski, Ernesto Sabato, Arnaldur Indridason... Más cercanos y actuales: Stieg Larsson, George R. r. Martín, Clara Peñalver, Victoria Álvarez... Siento tanto placer con la literatura... que son muchos los autores y muchos los libros con los que he disfrutado. ¡Casi no tengo espacio en casa para guardar más! 

M.B.Vigo: Si escribir es una hazaña titánica, publicar y ser leído lo es todavía más. ¿Cuál es tu experiencia como escritora publicada que ya ha llegado al público lector?

M.L.: Me encanta que me hagas esta pregunta porque las experiencias más bonitas que he tenido desde que me embarqué en esta aventura han sido con mis lectores. Hasta hace unos años, el único contacto que tenía el lector con el escritor era en la firma de libros, cuando ibas a que te dedicaran la obra y, si había suerte, te podías hacer una foto con él o ella. Hoy en día, gracias a las redes sociales, todo eso ha cambiado. El autor puede conocer de primera mano las opiniones de los lectores, puede charlas con ellos y darles más datos relacionados con la elaboración y producción de su obra. Este contacto digital es muy positivo tanto para el autor como para el lector. A mí me encanta conocer los distintos puntos de vista que cada lector tiene de mis novelas. Mis obras, además, se han divulgado a través de Internet más rápidamente que lo habrían hecho de manera tradicional, y todo ello gracias al boca-oreja de mis lectores. Por eso en los agradecimientos de "El tatuaje del faro" no me he olvidado de mis seguidores-lectores. Porque me he sentido muy arropada por ellos y porque me han apoyado muchísimo recomendando mis novelas. Me han ayudado a cumplir un sueño. 

M.B.Vigo: Y, por último, ¿estás trabajando actualmente en un nuevo libro?

M.L.: Sí, ya estoy en la recta final del mismo. En mayo, más o menos, puede que lo haya terminado, aunque después necesitaré un par de meses más para corregirlo. La verdad es que no tengo prisa en que este nuevo libro salga publicado. Para mí lo más importante es la calidad final del mismo. No quiero defraudar a los lectores, que me han dado tanto, entregándoles cualquier cosa por tener prisa en tener un nuevo libro en el mercado. 
Esta nueva novela también está ambientada en El Rompido, también es una novela de suspense, pero difiere de las otras dos en que el aspecto "social" de la misma desaparece para centrarse en tres personajes concretos. Dos de ellos están "heridos" emocionalmente, porque han sufrido perdidas que les cuesta superar y, el tercero..., Ufffff, tiene tela. Sus vidas se entrecruzan y... no digo más. 

M.B.Vigo: Muchísimas gracias por tu tiempo, María. Te deseo mucho éxito con este camino literario.

M.L.: Muchísimas gracias a ti. Las reseñas literarias y las entrevistas que nos hacen a los escritores, que somos menos conocidos, ayudan a que se nos vea un poco más en el mundo literario.






Podéis adquirir el tatuaje del faro pinchando aquí