sábado, 22 de noviembre de 2014

#CINE: Los Juegos del Hambre - Sinsajo I, o como rescatar brillantemente una saga // ****1/5


 Cuando se estrenó la primera entrega de Los Juegos del Hambre la ignoré por completo. El cine había despedido hacia pocos meses la multimillonaria y exitosa saga del niño mago, que para mi entender, en calidad cinematográfica, había sido un final desastroso, carente de calidad y sin cuidar los pequeños detalles.

La aparición en escena de este nuevo formato de film me parecía, simplemente, una oportunidad que había buscado Hollywood para seguir creando dinero en exitos adolescentes. Tardé un año en verla, por pura curiosidad, una grisácea tarde invernal. Me sorprendió muy gratamente, mucho más de lo que podía llegar a esperar. Ofrecía algo difente, algo oscuro, algo que podía traspasar a una potente crítica a la sociedad. Y todo esto, tras el halo de brillantez de una espectacular Jennifer Lawrence.

Gary Ross (Seabiscuit) abandonó la dirección de la saga. Francis Lawrence apareció en su lugar para mostrar en la gran pantalla el Vasallaje de los 25 (Los Juegos del Hambre: En llamas). Fue realmente, una película desetructurada (es curioso que en filmaffiniy es la más valorada de todas), vertiginosa, sin profundidad, con interpretaciones secas, sin dramatismo y sin cuidar un guión que prometía muchísimo. Las escenas de violencia, las muertes y demás situacioens drásticas, no llegaron a traspasar al espectador. Parecía que las novelas de Susan Collins realmente se habían convertido simplemente en una excusa para generar dinero, sin cuidar la calidad.

El reciente gran estreno de Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1 creaba mucha crítica mediática. La división del final de fiesta en dos partes se veía como una simple excusa comercial. Probablemente así sea, y así haya sido desde el principio. Pero el espectador más exigente, aquel que ama el cine, se ha llevado una fulminante sorpresa.

La trama de Panem abandona Los Juegos para mostrarnos una revolución de un pueblo que agoniza. Nos muestra una cruda y realista Guerrra Civil. Nos muestra como los diferentes districtos están bajo el yugo de un régimen totalitario y violento. Vemos la miseria, la muerte, el hambre y el terror en cada uno de los rostros. 

Podríamos definir esta entrega (la mejor y la más brillante de todas) como espectacular. Es una radiografía de cada uno de los personajes y de la sociedad, en la que, hasta ahora, nadie se detuvo en detallar tan pausadamente. Pero lo más importante de todo, en base a lo que gira el film, es la evolución y en análisis psicológico de Katniss Everdeen, la joven del Districto 12 que desafió al Capitolio.

Nos muestra una situación que casi parece real, en la que cualquier espectador se puede sentir rabiosamente indentificado, rechinar los dientes de rabia, sentir el abrasante clamor de la revolución  que soporta el peso de la miseria. Al mismo tiempo, la Política, el juego de intereses y la publicidad, cobra gran importancia (y muy acertadamante) en Sinsajo, lo que podríamos tomar como una sarcástrica crítica social. Hace apología de la demagogia más cuidada.

Además, la entrega cuenta con el interesante papel de Julianne Moore y el recientemente fallecido Philip Seymour Hoffman, que suponen las claves del triunfo de la revolución liderada por la figura del Sinsajo. Vemos a Katniss como una marioneta, que al principio parece carecer del alma y la garra que la caracterizaba. Jennifer Lawrence tiene esa factultad de mostrar la mirada vacía, y de recuperar el brillo con la misma facilidad. 

No me parecería justo seguir destripandoos los entresijos de la más falmante entrega de la aclamada Saga. Tan solo recalcar que los pelos de punta, los escalofríos y las lágrimas en los ojos, están asegurados.

"El fuego se propaga. Si nosotros ardemos, tú arderás con nosotros"