viernes, 18 de septiembre de 2015

#LITERATURA: Tierra de brumas, la esencia de una Galicia 'enxebre' // *****



Una de las cosas más hermosas que tiene la literatura, los libros en mi caso particular, es que parecen encontrarte. La cantidad de obras que hay a nuestro alcance, más con Internet, es infinita y el tiempo es un bien escaso. Encontrar entre toda la oferta, la cantidad de letras a nuestra disposición, una novela que nos llene como lectores, y nos haga sentir como seres humanos, no es fácil. En muchas ocasiones, encontramos lecturas vacías y anodinas, que nos dejan fríos y, en cierto modo, enfadados. Pero, por otra parte, hay veces que nos topamos de casualidad con una portada que brilla, un título que nos atrapa y un argumento que nos transmite algo especial. Y entonces, se produce un baile entre lector y escritor silencioso pero pleno.

Algo así me ocurrió a mí con 'Tierra de brumas'. Nadie me recomendó este libro, como muchos otros que acabo leyendo, tampoco se trata de una reseña por encargo ni siquiera un título que estuviera en mi lista de pendientes. En uno de estos grandes almacenes que crecen en las grandes urbes, mis ojos se fijaron en la portada de una joven con el cabello rojizo que tocaba el agua fresca de un río. 'Tierra de brumas' de Cristina López Barrio me evocó, desde el principio, el sentimiento de una Galicia oscura, llena de magia, de leyendas, de historia. Y así era, porque al leer la contraportada me dejé engatusar por la impaciencia de la necesidad ávida de sumergirme en una novela bajo la premisa de una tierra de meigas, de bosques verdes, de la guerra, de una tierra siempre cubierta de secretismo, de niebla, de infinidad.

Es una obra que, además, está escrita con un estilo narrativo poco común y exquisito. Bebe, sin lugar a dudas, de uno de los grandes, y es que parece que 'Cien años de soledad' del Gran Gabriel, ha servido de espina dorsal para crear una historia sobre familias enfrentadas, tres generaciones desde la abuela hasta la nieta, desde el abuelo hasta el nieto, de reinas y marqueses, de fotógrafos de guerra, de hombres que aman a mujeres que cuentan con un coraje desmesurado. 

Formada por capítulos extensos, alternando saltos en el tiempo constantes, poblada de personajes ricos en detalles, diálogos que rozan la perfección, descripciones minuciosas y hermosas, se trata sin lugar a dudas de una novela que muestra a una escritora madura, con un gran manejo del lenguaje y sus recursos, que ama las letras y las decora a su antojo. Cualquier lector, hasta el más exigente, disfrutará sin lugar a dudas de este libro que es inolvidable, y que encierra magia y vida propia. Una lectura imprescindible, sin lugar a dudas.

Podéis comprar 'Tierra de Brumas' pinchando aquí