miércoles, 9 de marzo de 2016

#ENTREVISTA: Rafael R. Costa, autor de "La novelista fingida"



"Creo que aprender a escribir es lento, siempre se van adquiriendo algo que antes faltaba, o al contrario: se despoja uno de equipaje que ya no es útil"


Rafael R. Costa llegó a ser finalista del Concurso de Amazon 2015. Su novela "La novelista fingida" se trata de una obra brillante e insólita. Hoy tengo el placer de entrevistar a un escritor de peso, elegante y sofisticado. 

M.B.Vigo: Bienvenido a "Las mentiras que escribí", Rafael. Me hace una ilusión especial poder recibirte en este blog. Muchas gracias por tu tiempo.

R.R.C.: Oh, gracias a ti, Miriam, y a los lectores de "Las mentiras que escribí". Para mí resulta un placer charlar un rato contigo.

M.B.Vigo: Primera pregunta, con honestidad, ¿creías que "La novelista fingida" podía llegar a alcanzar el podio del concurso... o incluso ganar?

R.R.C.: Sí, lo creía. Por varias razones. Una es el toque de veracidad de la historia, ya que su fundamento está tomado de una noticia real: algo que aconteció en los Estados Unidos en la década de los 50. Asimismo el hecho de que la novela ganadora sería traducida al inglés, y que la mía se desarrolla íntegramente en América, me llevó a pensar que era idónea para el lector de habla inglesa.  Finalmente, bueno... creí que el estilo de escritura, mi forma de escribir... Pero el resultado fue otro, y no queda más que felicitar a la ganadora.

M.B.Vigo: Nos encontramos con una obra sensacional, en mi opinión personal, la que más disfruté de las cinco finalistas. La narrativa es cuidada, de un manejo de las letras limpio y astuto. Los diálogos joyas literarias. Y los personajes, verdaderos artilugios psicológicos. ¿Cómo fue el proceso de escritura y creación de la obra?

R.R.C.: Ya menciono que la novela parte de un hecho real. Hace años que le daba vueltas a esa noticia porque me parecía muy atractiva y envolvente. Lo primero que hice fue encontrar al personaje, a la protagonista. La dibujé varias veces en mi cuaderno, tomaba notas sobre ella, minuciosos apuntes, sobre sus ropas, sus gustos, sus objetos personales, su pasado... A partir de ella fueron apareciendo los demás personajes, y todos los escenarios.

Como curiosidad te diré que dos tercios de la novela están redactados en Madrid y un tercio en Huelva, pero está escrita con las mismas manos, así que no se nota. Desde que hice los primeros esbozos hasta que estuvo concluida pasó más o menos un año.


 "Bárbara en el fondo tiene momentos de alguna ternura: cuando mira al horizonte del mar, celebra fiestas vintage, o en algún momento se siente vulnerable frente a Patience Bruma o Teddie Johnson"


M.B.Vigo: La protagonista, Barbara L. Shackleton, se trata de una mujer fría y calculadora. Una escritora de éxito, galardonada con el Premio Pulitzer de 1972, millones de lectores en todo el mundo. Prácticamente una leyenda. ¿Cómo nos describirías a Barbara?

R.R.C.: Barbara Shackleton, nombre que se inventa la protagonista, pues se llama Rita Amber, necesita ser malvada para sobrevivir. No obstante, creo que en el fondo no lo es. Ha tenido una vida dura, desatendida, así que yo diría que fría y calculadora ha sido la vida con ella. Cierto es que se aprovecha de cuanta gente tiene a su alrededor para conseguir sus fines, pero ese es el único camino que conoce. En el fondo tiene momentos de alguna ternura: cuando mira al horizonte del mar, celebra fiestas vintage, o en algún momento se siente vulnerable frente a Patience Bruma o Teddie Johnson.

M.B.Vigo: Alice es suave, dulce y una artista. El pasado le permite crear. Es inocente. Un personaje del que me enamorado con facilidad. ¿Qué hay detrás de Alice? 

R.R.C.: Desde luego es el contrapunto de Barbara. Se deja llevar por su realidad brumosa, su pasado latente, tanto en su amiga del cabello cortado como en su poderosa madre... Posee una facilidad innata para escribir pero no para comunicarse, creo que a ella le gustaría ser como Barbara, a quien admira, sin saber que es su depredadora, o tal vez sabiéndolo, no estoy seguro. Pero también persigue sus fines. Es lesbiana, pretende una relación con Barbara pero no se atreve a dar el paso, se deja llevar tal como le ocurrió con su amiga de la adolescencia.

M.B.Vigo: Me llama mucho la atención el hecho de que un escritor encarne en sus letras a dos personajes femeninos principales y, además, que lo haga con tanto dominio y acierto. ¿Es difícil ponerse pendientes y pintarse las uñas a la hora de encarnar a una mujer literaria?

R.R.C.: Bueno, el escritor es observador por naturaleza. Para colmo las mejores amistades que he tenido o tengo en mi vida son mujeres. Me interesa más el personaje que su sexo. Un buen escritor ha de dominar ese territorio. Tanto ha de meterse uno en la piel de un personaje femenino, como en la de un personaje masculino que fuera homosexual, sabio o asesino, vete a saber. En el caso de esta novela pienso que todas las mujeres tienen una parte de Barbara y otra de Alice, en porcentajes diferentes, eso sí.

M.B.Vigo: ¿Cuál es el sonido de tu máquina de escribir? ¿Cómo escribe Rafael R. Costa?

R.R.C.: Pues como ráfagas de metralleta. Eso me han dicho quien me ha oído muchas veces. Dice que suena Tacatacá ... tacatacá ... y así. En realidad tengo mi propia manera de hacer. Antes de redactar siquiera un párrafo ya he elaborado un Cuaderno de Notas bastante extenso, con montones de notas, dibujos, planos, escenarios, en fin, elaboro todo el atrezzo, dispongo de todas las herramientas que me serán necesarias cuando redacte la novela. Esto no quiere decir que está cien por cien controlado, siempre surgen imprevistos que se incrustan o giran, o tornasolan el texto.

M.B.Vigo: Detrás de todo escritor hay un abanico de libros expuestos en las estanterías. ¿Qué libro o libros son los que más te han inspirado a la hora de escribir?

R.R.C.: Bueno, no sabría decir si me han inspirado, pero desde luego muchos me enseñaron. Creo que aprender a escribir es lento, siempre se van adquiriendo algo que antes faltaba, o al contrario: se despoja uno de equipaje que ya no es útil. Claro que hay autores que me enseñaron más que otros. Victor Hugo, Herman Wouk o Günter Grass son ejemplo de ello. Sin olvidar los clásicos- De literatura actual leo muy poco, en los últimos años apenas he leído novela, excepto ahora que leo las de otros colegas indies.

M.B.Vigo: Para finalizar, ¿estás trabajando en algún proyecto del que puedas desvelarnos algún detalle?

R.R.C.: Estoy en los primeros balbuceos. Hay una historia que me ronda la cabeza. En cuanto se cree la atmósfera y encuentre el momento idóneo empezaré a recopilar tanto información sobre la historia como objetos personales, fetiches, notas, sobre los personajes que habitarán en esa novela todavía no escrita.

 M.B.Vigo: Muchísimas gracias por tu amabilidad y por tu tiempo, Rafael. Te deseo mucho éxito en tu camino literario.


R.R.C.: Gracias, Miriam, te deseo lo mismo.


Podéis adquirir "La novelista fingida" pinchando aquí