viernes, 11 de diciembre de 2015

#LITERATURA: Cuatro muertos más para el desierto, un thriller poco común // ***1/2



Interesante, cuánto menos, la historia que se esconde tras las páginas de "Cuatro muertos más para el desierto", novela que fácilmente podemos enmarcar como una novela negra con tintes históricos, centrados en los últimos meses del régimen franquista y la Marcha Verde.

La historia comienza a engranarse con capítulos no demasiado extensos, entorno a varios personajes que interactúan entre sí, destacando en ellos dos: el joven Tomás Correa, un estudiante que ve su presente interrumpido de forma atroz cuando disparan a su padre; y Alberto Correa, padre del muchacho, del que vamos conociendo más detalles en narración retrospectiva, destapando poco a poco el velo del misterio que envuelve su figura.

El ingrediente fundamental es la intriga, pero no es el único. Me resulta atractivo que el libro se centre en los últimos coletazos del régimen dictatorial, de forma bien documentada, por cierto y bien reflejada. Tan bien que casi se puede sentir el ambiente de extrañeza y desconcierto que los ciudadanos españoles sufrieron y disfrutaron en aquel entonces (no tan alejado). La España gris, la Barcelona ruidosa y silenciosa al mismo tiempo, es un escenario idóneo si sabe cómo utilizarse. Y el autor, Christopher Pollinini sí que puede presumir de saber hacerlo.

La familia también es otro tema a destacar o, mejor dicho, el secretismo y las máscaras entre unos y otros. Tomás, mientras su padre se debate entre la vida y la muerte, debe enfrentarse a las mentiras, a la doble vida, a un juego extraño, por parte de su tía de la que comienza a sospechar desde los primeros instantes. Inexperto e impulsivo, el estudiante debe convertirse en una especie de detective improvisado si quiere llegar al fondo de la cuestión.

Los personajes femeninos de la obra tienen su importancia, pero no brillan demasiado, y tal vez es un lastre que algunos autores masculinos siempre arrastran. Es complicado, en efecto, desarrollar la mente de las mujeres, compleja y extraña en ocasiones, más profunda de lo que se puede llegar a imaginar. Pero creo que son papeles fundamentales a los que hay que otorgarles la relevancia merecida, el coraje que sin lugar a dudas las figuras femeninas siempre muestran en situaciones extremas.

La calidad literaria es innegable. Las descripciones son minuciosas y hermosas. El desarrollo de los hechos sigue un guion pulcro que se esclarece a la perfección sin dejar cabos sueltos. En definitiva, una novela más recomendable para los entusiastas del género.