domingo, 4 de mayo de 2014

El remordimiento y la culpa, Crimen y Castigo de Dostoievski


Considerada por la crítica como la primera obra maestra de Dostoievski, es un profundo análisis psicológico de su protagonista, el joven estudiante Raskolnikov, cuya firme creencia en que los fines humanitarios justifican la maldad le conduce al asesinato de un usurero petersburgués. Pero, desde que comete el crimen, la culpabilidad será una pesadilla constante con la que el estudiante será incapaz de convivir. El estilo enfebrecido y compasivo de Dostoievski sigue con maestría única los recovecos de las contradictorias emociones del estudiante y refleja la lucha extrema que libra con su conciencia mientras deambula por las calles de San Petersburgo. Ya en prisión, Raskolnikov se da cuenta de que la felicidad no puede ser alcanzada siguiendo un plan establecido a priori por la razón: ha de ganarse con sufrimiento.

La novela, con algunos tramos que lucen una brillantez cegadora, transcurre de forma lenta, monótona y con pocos sobresaltos. Está esculpida de personajes numerosos y variados, cuyo papel es relevante según los diferentes capítulos que forman la obra. Literariamente no es demasiado sobresaliente, siendo su principal logro en análisis psicológico de los personajes, en especial de nuestro protagonista Rodion. Personalmente, no he conseguido empatizar con ninguno de ellos, ni siquiera en los momentos más emotivos y cruciales. Es sencilla de leer, pero tediosa y repetitiva. A pesar de considerarse una obra magistral, no recomendaría su lectura a cualquiera.

LO MEJOR: El análisis personal de los personajes.
LO PEOR: Su abrumadora extensión