lunes, 26 de mayo de 2014

Larry Crowne, nunca es tarde: soporífera comedia romántica/**


Cuenta, torpemente, la historia de un hombre (T.Hanks) al que despiden de su trabajo al que adora por motivos de recorte de plantilla. Sin saber qué hacer, decide comenzar a estudiar en la universidad. Allí, se introduce en una pandilla de universitarios que andan en vespa y se enamora de una de sus profesoras (J.Roberts).

Es, sin mucho más que añadir, una película que roza el humor absurdo, las situaciones patéticamente forzadas y un guión aburrido hasta la saciedad. Ni siquiera el encanto de Tom Hanks y el agrio personaje de Julia Roberts pueden salvar de la categoría de 'bodríos' a este insufrible film.

LO MEJOR: La aparición de Bryan Cranston.
LO PEOR: Todo lo demás.