miércoles, 2 de diciembre de 2015

#CINE: Los Juegos del Hambre IV, la leyenda del Sinsajo toca su fin // ***1/2



Su predecesora, Sinsajo Parte uno, se trata, sin lugar a dudas, de un film con una calidad sobresaliente, que brilla no solo dentro de las Sagas  Distópicas, sino también en el marco de las películas de Ciencia Ficción y del cine en general, tratándose de una de las apuestas más fuertes y atractivas que la cartelera del año 2014 regaló a los cinéfilos más exigentes. 

Cabía esperar mucho de la última entrega de la original y dinámica saga de 'Los Juegos del Hambre', a pesar de que quién haya leído los libros sabría que esto sería complicado, ya que el cierre literario no había sido muy brillante. Todas las expectativas y esperanza en rescatar ese guion un tanto torpe y atropellado estaban puestas en Jennifer Lawrence, cuya personalidad en la pantalla es tan desbordante que su fuerza, su carisma y su talento han sobresalido con creces en cada una de sus apariciones (cuanto más si la película se puede saborear en su Versión Original).

Creo que Sinsajo 2 cumple con su cometido, pero sin brillar ni causar una impresión fuerte en el espectador poco conformista, y tal vez decepcione un poco a los fans de la Ciencia Ficción, porque es un ingrediente que se diluye demasiado en esta taza de café amargo. Casi podría decir que el género que más destaca es el bélico, convirtiéndose por momentos en una versión alternativa de 'Salvar al soldado Ryan' (salvando las distancias, por supuesto). He de decir que las partes más guerreras me han resultado repetitivas, poco desarrolladas y muy catastróficas.

Con este telón de fondo arranca el capítulo final: un Panem devastado, peligroso y apocalíptico. El film es gris, muy negro. Transcurre en su mayor parte con rostros pálidos, ojerosos y asustados. El miedo es palpable en este Estado de Guerra peligroso, donde las muertes de civiles se cuentan por millares, la traición está a la orden del día y no hay de quien fiarse. Da la impresión de que todo esto baila alrededor de la indiscutible protagonista Katniss Everdeen, que aparece con cierta indiferencia y una determinación ya común en ella. Un personaje que, en esta entrega, se muestra demasiado muda en comparación con la garra ardiente (en llamas) que mostró en anteriormente. Tal vez nuestro Sinsajo se encontraba desencantado. O tal vez sus pensamientos eran demasiado abrumadores.

Peeta Mellark hace su aparición como chico torturado, desequilibrado, que provoca una compasión irrefrenable cada vez hace su intervención, un tanto repetitiva y poco evolucionada. Diré que el actor parece haber madurado mucho, sus rasgos se han vuelto más adulto y su seguridad es más patente. He visto buena química con Josh Hutchersonl y Jennifer Lawrence.

Lo más llamativo y aplaudible de la película es sin duda, un final apoteósico, duro y épico del que es imposible escapar. Si el ritmo del film es tedioso, repetitivo y abrumador, durante los últimos cuarenta minutos se convierte en algo trepidantemente crudo. El drama catastrófico inunda la pantalla, las atrocidades de la guerra, la maldad y la traición desfilan frente a las pupilas de la dos veces ganadora de los Juegos del Hambre, mientras el horror va destrozándola poco a poco. 

Creo que 'Los Juegos del Hambre' es una saga digna, decente y muy recomendable. Ahonda en temas tan importantes como la sociedad y la política. Una serie madura y adulta, con una fuerte y dura crítica. Rompiendo tópicos y con una feroz y brillante protagonsita femenina.

Katniss es, sin lugar a duda, el mejor sinsajo a seguir.


Consulta aquí su ficha en filmaffinity