jueves, 26 de marzo de 2015

#MÚSICA: Carmen Boza, La mansión de los espejos // ****



No soy una experta en crítica musical, mis conocimientos en este campo son nulos. Este es el principal motivo por el que no subo más críticas de este tipo al blog. Sin embargo, sí que puedo presumir de tener un sentido de la sensibilidad especialmente entrenado. Al leer, al escribir, al ver una película o al escuchar una canción, al instante, se disparan en mi una serie de sensaciones y sentimientos, que despiertan todas a la vez, y se produce la conocida Catarsis, que es lo que todos, en mayor o menos medida, buscamos cuando accedemos a todo tipo de arte.

¿Quién es Carmen Boza? Ella misma puede resolver esta pregunta en su blog artístico: "Gran artista y mejor persona. No, en serio; hago canciones". Y en esta simple definición de identidades, podemos encontrar lo que es la esencia de esta muchacha. Su frescura, egocentrismo (tal vez), un tinte oscuro que marca sus letras, un ritmo más pausado, un sentido alejado de la realidad (o que va más allá), pura poesía o pura improvisación. Sería difícil determinar y ubicar a Carmen Boza en un género, aunque el primero que se me viene a la cabeza sería indie existencial.

La mansión de los espejos es un disco, valga la redundancia, lleno de espejos, espejismos, laberintos, mentiras y otras verdades. Canciones diferentes, que se oponen entre sí, como si C.B expresase diferentes ideas, sin llegar a ponerse de acuerdo en su caos interior. Hay miedo. Hay dolor. Abatimiento. Hay optimismo, alegría y ganas de agarrar la vida con los dientes. 

Títulos como "Culpa y Castigo", "El mayordomo", "Señales" u "Octubre" son algunos de los ejemplos de las melodías bozanias, de las que cualquier amante del género indie más cercano al cantautor puede disfrutar. De hecho, Carmen Boza recuerda, en ciertos matices, a mi querida Zahara y a su "Pareja Tóxica". Eso sí, este es un estilo más oscuro y menos dulce (en el mejor sentido de la palabra) que a mí, particularmente, me ha atrapado y enamorado desde la primera vez que tuve ocasión de escucharla.

Creo que esta artista tan personal, fuerte y original tiene una gran carrera por delante. De momento, voy contado las semanas para poder verla en directo en su concierto en Santiago de Compostela.

Te deseo mucho éxito y la mejor de las suertes.