viernes, 20 de junio de 2014

#LITERATURA: La Rebelión de Atlas: ¿Quién es Jonh Galt?/*****


Muchas obras maestras se nos recomiendan a lo largo de nuestra vida literaria. Los más hambrientos de empaparse de lectura, vivimos en una constante búsqueda de encontrar el libro clave que nos llene lo suficiente para no soltarlo, para engullirlo hasta el final, y absorber detenidamente todo lo que tiene que compartir con nosotros. Sin embargo, no todas las novelas o ensayos que leemos consiguen transmitirnos algo, y muchas veces quedan enterradas en nuestra memoria.

La Rebelión de Atlas está considerada la segunda novela que más influencia crea en la vida de quien la lee (la primera, novela o no, es La Biblia). Bajo esa premisa, que bien puede pecar de pretenciosa, comencé yo hace un par de meses a sumergirme en el hipotético futuro cercano que Ayn Rand describe para situar una historia muy diferente a cualquier otra cosa que haya leído. Siempre enmarcado en una sociedad dominada por la política corrupta y el poder de las influencias, la historia se centra en la 'Taggart Continental', la compañía de ferrocarril más importante del país, dirigida por los hermanos Taggart: Jim y Dagny.

Dagny Taggart será el personaje clave de la historia, la cuál será la que empatice con el lector, la cual será la que le otorgue el lado más humano, más escéptico, más sentimental, a la novela. Hábil en los negocios y torpe en las relaciones humanas, la joven dueña de la compañía ferroviaria se tendrá que enfrentar a la crisis económica y social más grande jamás conocida. Francisco D'Aconia, Midas Mulligan, Hank Readen, Richard Halley, Ellis Wyatt son otros de los personajes principales, bajo la sombra de un ausente Jonh Galt.

La filosofía, la crítica y la justificación del egoísmo empapa las idea de La Rebelión de Atlas (cuyo título original iba a ser 'La Huelga), dejando al lector en ocasiones ensimismado en la belleza de su narración, una narración tan rica y poderosa de la que es difícil huir. Y a pesar de que la obra es criticada por suponerse que es en exceso extensa, en exceso densa, en exceso rebuscada, lo cierto es que todas y cada una de las palabras contenidas en ella tienen un significado, un valor y un objetivo dentro de la misma.

Posiblemente sea una obra que todo el mundo debería leer en un momento de su vida. Tanto para los amantes de la literatura, como para los filósofos, los engatusados por la política o como para el eterno desencantado, encontrará en la obra maestra de Ayn Rand la respuesta a muchas de las preguntas universales de la humanidad: ¿Quién es Jonh Galt?

LO MEJOR: TODO
LO PEOR: NADA
NOTA:*****